a
HomeSucesosContraloría empezó a sancionar a responsables de irregularidades en el PAE

Contraloría empezó a sancionar a responsables de irregularidades en el PAE

ALIMENTACION ESCOLAR

Contraloría empezó a sancionar a responsables de irregularidades en el PAE

Sanción fiscal por $65 millones contra exalcalde de Puerto Wilches, Santander, Germán Durán, por contratar la entrega de 94.000 raciones alimentarias y aunque el contratista solo entregó 70.250, se pagó el total contratado.

Por irregularidades relacionadas con el manejo de los recursos del Programa de Alimentación Escolar (PAE), provenientes del Sistema General de Participaciones -SGP, la Contraloría General de la República profirió fallo con responsabilidad fiscal por $65 millones 325 mil pesos contra el exalcalde de Puerto Wilches (Santander), Germán Hernando Duran Caicedo.

El detrimento patrimonial se dio en la ejecución de un convenio celebrado el 16 de octubre de 2015 por la Alcaldía de Puerto Wilches con la Corporación Humana Integral de Relaciones Artísticas y Sociales – CORPOCHUIRAS, por valor de $251.863.600, que tenía por objeto apoyar proyectos generales de seguridad alimentaria y nutrición en la compensación en alimentación escolar en este municipio.

En virtud de tal convenio, se debían suministrar 94.000 apoyos en complementación alimentaria. en el periodo comprendido entre el 20 de octubre al 25 de noviembre de 2015.

Sin embargo, se presentaron entregas certificadas con firma de rectores o docentes de las Instituciones Educativas solo de 70.250 complementos alimentarios, lo cual significa que se dejaron de entregar 23.750, y aun así se canceló al contratista la totalidad de las raciones contratadas.

El siguiente cuadro muestra las raciones contratadas para cada institución educativa y las que realmente se entregaron:


Otros responsables Fiscales

Ante estos hechos, y tras adelantar el proceso respectivo, el pasado 14 de febrero la Contraloría General de la República declaró y sancionó como responsables fiscales al exalcalde de Puerto Wilches, Germán Hernando Duran Caicedo, al supervisor del contrato, Sergio Augusto Cadena Roa, así como al contratista, la Corporación Humana Integral de Relaciones Artísticas y Sociales — CORPOCHUIRAS.

Encontró la Contraloría General de la República, a través de su gerencia departamental en Santander, que efectivamente existió un daño al patrimonio estatal habida cuenta que según las pruebas aportadas el contratista no entregó la cantidad de 23.750 complementos alimentarios a las instituciones educativas del municipio de Puerto Wilches, incumpliendo así el objeto contractual ya que el compromiso era la entrega de 94.000 raciones.

La versión del representante legal de la empresa contratista es que dichos complementos fueron entregados al supervisor. Sin embargo, no se encontró soporte de la entrega real y efectiva a las instituciones escolares, y por consiguiente se generó pérdida de los recursos públicos invertidos.

Para la Contraloría, esta situación se dio producto de la gestión ineficaz, ineficiente y antieconómica, de los gestores fiscales, contrariando los principios que rigen la contratación estatal y la función administrativa. en detrimento del logro de los fines estatales.

Con culpa grave

Una vez valoradas las pruebas allegadas, se infiere que los implicados Germán Hernando Duran Caicedo, Sergio Augusto Cadena Roa y la Corporación Humana Integral de Relaciones Artísticas y Sociales – CORPOCHUIRAS, tuvieron injerencia en la ocurrencia del detrimento patrimonial, al permitir que se cancelaran unos recursos de más al contratista sin que éste hubiera cumplido a cabalidad con la entrega total de los complementos alimenticios.

Cada uno de ellos, en el rol que desempeñaron, contravinieron preceptos constitucionales, legales y contractuales, con omisión inexcusable en el ejercicio de sus funciones, por lo cual se desprende que la conducta de los presuntos responsables fue a título de culpa grave.

Respecto a la conducta del señor Germán Hernando Durán Caicedo, quien desempeñó el cargo de alcalde de Puerto Wilches en el periodo 2012 a 2015, y en tal condición suscribió el convenio de cooperación interinstitucional N° 191 de 2015, con recursos del SGP, se le cuestiona la inobservancia del deber de planeación en cuanto a la cantidad de raciones que efectivamente debían entregarse y el hecho de terminar contratando más de lo requerido.

Debe resaltarse que, al momento de celebrar el municipio de Puerto Wilches,  el citado convenio con CORPOCHUIRAS (octubre de 2015) el Ministerio de Educación Nacional estaba entregando complemento alimentario a los niños, niñas y adolescentes, en el Departamento de Santander; es decir, el servicio de complementos alimenticios ya se estaba prestando en todos los municipios, incluido por supuesto Puerto Wilches.

Es por esa razón que el contratista sancionado por la Contraloría General de la República dejó de suministrar las 23.750 raciones, al observar que en algunos centros educativos ya se había prestado el servicio, llegando el caso incluso de presentarse duplicidad en la entrega.

Impulso a los procesos de responsabilidad fiscal

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, ha sido contundente frente a los gerentes de las gerencias departamentales de la entidad en todo el país, en cuanto a la necesidad de imprimirle la debida celeridad e impulso procesal, a los Procesos de Responsabilidad Fiscal relacionados con el Programa de Alimentación Escolar – PAE.

Maya Villazón ha insistido en que los Procesos de Responsabilidad Fiscal abiertos durante su administración, con ocasión del Programa de Alimentación Escolar –PAE-, son prioridad en la gestión de este ente de control, dado el compromiso social con la comunidad, de ahí que las decisiones que se adopten sean de carácter urgente.

Share With:
No Comments

Leave A Comment